Nuestros acabados

 

Nuestros cerramientos con paneles de cristal no tienen perfiles de aluminio que interrumpan la visión, pero, como es natural, sí tienen acabados de aluminio en la parte superior e inferior de la cortina. De lo contrario, no podrían sujetarse.

Además, estos acabados cubren las resistentes ruedas sobre las que se asienta el vidrio y que permite su movimiento.

Para asegurarnos de que quedes 100% satisfecho con el cerramiento, en Vidrio System te ofrecemos una gama de acabados casi infinita.

 

Elige el estilo

 

Puedes elegir entre 4 acabados de aluminio diferentes:

  1. Perfilería: Las soluciones sencillas muchas veces son las mejores. Una perfilería en aluminio se integra perfectamente en muchísimos entornos.
  2. Imitación madera: En ambientes cálidos, o con suelos de parquet, un acabado en imitación madera puede acabar de darle “el toque”.
  3. Anodizados: El anodizado es un proceso electrolítico por el que se aumenta el espesor de la capa externa de óxido, que en el caso del aluminio es un protector natural ante los elementos, el desgaste o la abrasión. Esto lo hace especialmente indicado para exteriores por su resistencia. Además, la anodización permite tintar el aluminio, lo que abre un mundo de posibilidades.
  4. Lacado: Para los que buscan un color exacto, ésta es la mejor opción, por el motivo que explicaremos ahora mismo.

Elige el color

 

En nuestro catálogo disponemos de diferentes tonos para la imitación en madera, y el anodizado permite teñir en una gran cantidad de colores.

Pero si estás buscando un color exacto, ponemos a tu disposición los acabados lacados en el que tú eliges el tono en una carta RAL.

RAL es un sistema internacional de codificación de colores, inventado en Alemania y difundido por todo el planeta. Cuenta actualmente con 213 colores definidos: 213 opciones para que tú sólo tengas que señalar con el dedo, y nosotros lo utilicemos en el acabado de tu cerramiento.

 

Adiós a los problemas de integración

 

Los acabados son importantes por la estética, pero además, ayudan a evitar problemas con las comunidades de vecinos.

Era habitual eso de querer cerrarse un balcón, un ático, o la terraza de una cafetería, y que surgieran problemas porque rompía con la estética del edificio. Cualquier cosa que se haga en fachada debe integrarse con el edificio, y por eso nuestros cerramientos solucionan ese problema. Al no tener perfiles, el cristal desnudo siempre queda integrado en el edificio.

Pero los acabados son opacos. Y nuestra gran gama de colores y acabados los hace integrables absolutamente en cualquier edificio.

Porque nuestro trabajo no es sólo es fabricar e instalar tu cerramiento para hacerte la vida más cómoda.

También es para hacértela un poco más fácil.