Los porches son encantadores, perfectos para sentarse a tomar algo fresco y charlar mirando al jardín.

Pero, como son abiertos, sólo son encantadores en verano. El resto del año son “exterior”, y en invierno no se sale al exterior, se le mira nostálgico desde la ventana.

Con un acristalamiento de porche como el de este último proyecto en Ugena, el problema se soluciona a tu favor: ganas ese espacio para usarlo como te plazca.

 

El derecho a disfrutar de tus exteriores

Es una lástima tener un chalet o un piso con exteriores amplios, y no poder disfrutarlos más que cuando hace calor. Los propietarios de este chalet querían sacarle más partido esos metros cuadrados, así que hicimos un cerramiento completo. Y ahora:

* En invierno lo cierran y quedan a resguardo del frío y la lluvia.

* Las vistas quedan impecable gracias a no tener perfiles (apenas verás la línea de las juntas de imán).

* En verano, se pueden abrir todas las láminas de cristal y recogerlas a un lado ocupando poquísimo espacio.

¡Aprovechamiento 100% del espacio!

 

Podemos hacer lo mismo por ti a un gran precio

Ya es hora de disfrutar de tu porche aunque nieve o truene, para algo es tuyo. Igual que tu terraza, tu balcón, o cualquiera que sea el espacio abierto que quieres recuperar para tu día a día. Llámanos, te haremos un presupuesto sin compromiso, y… ya puedes empezar a imaginar todo lo que harías en ese nuevo espacio de tu casa.